Imagen de Quintessence

Para obtener materiales con una estructura sólida, las nanopartículas deben ser las más pequeñas y el espacio entre ellas debe ser el más compacto posible.